Plano_general

Una gran cita en el madrileño epicentro de Galicia

Las grandes citas, para ser consideradas como tal, deben de tener tres elementos irrenunciables: una causa apropiada, unos asistentes a su altura y un escenario de categoría; y sin lugar a dudas las tres circunstancias se alinearon a la perfección el pasado jueves 30 de marzo en el Paseo de la Castellana.

En el año de su trigésimo tercer aniversario, el Club de Periodistas Gallegos en Madrid convirtió al majestuoso Salón Albéniz del Hotel Intercontinental en el epicentro de Galicia durante unas horas para coronar a Ana Pastor Julián como el personaje Gallego del Año por su relevancia informativa durante 2016.

Entre reencuentros de viejos y nuevos amigos, asistentes con solera, históricos de la Comunidad gallega en Madrid y felices debutantes que seguro repetirán en venideras ocasiones, la velada transcurrió para la presidenta del Congreso de saludo en saludo, de beso en beso y de abrazo en abrazo, dando fe del respetuoso cariño que el Club y su entorno profesan por la zamorana más gallega de España.

Poniendo de manifiesto la enxebre idiosincrasia del que es el evento más importante del Club de Periodistas Gallegos en Madrid, el distendido ambiente de la xuntanza propició que todos los asistentes, autoridades nacionales y autonómicas incluidas, disfrutaran del animado cóctel y de una cena amenizada con emotivos vídeos que alcanzó uno de sus puntos álgidos con el discurso de Darío Villanueva.

El director de la Real Academia cedió el testigo de Gallego del Año a Ana Pastor mediante una laudattio escrita y leída con el corazón que se unió al siempre personal discurso previo de la presidenta del Club, Pilar Falcón, logrando entre ambos poner en un tierno aprieto a la homenajeada, quien, como se sabe, no gusta de ser el centro de atención.

Y así, casi sin darse cuenta y como una escaleta perfectamente coregrafiada, el encuentro fue tocando a su fin dejando en el ambiente un aroma a la galeguidade madrileña que da inicio a la cuenta atrás para la próxima gran cita.

Por: Marcos del Río

 

Deja un comentario